Directorio            Comisiones           Consejo Divisional           Acuerdos           Actas            PIFI             Reglamentos y Estatutos           Formatos

Notas Informativas

Llama a prevenir factores de riesgo en menores infractores
22 de Mayo de 2015

Niños y adolescentes infractores requieren de programas basados en la prevención del riesgo para evitar que escalen hacia carreras criminales, donde la solución no es recluir a los infantes más años o endurecer sus penas, aseguró Amelia Iruretagoyena Quiroz.

La directora de la División de Ciencias Sociales ofreció la conferencia "Menores de edad y su criminalidad", en la que instó a atender los factores de riesgo en la comunidad, la familia y la escuela para tener mayores posibilidades de reinserción social de este sector de la población, futuro de cualquier sociedad.

"La prevención del delito no empieza con delincuentes consumados, inicia en la niñez y entre más temprano lo hagamos mejores resultados vamos a obtener", enfatizó.

La charla se ofreció en el marco del Seminario: "La política criminal y los sistemas penitenciarios", organizada por la Unison y Warriors Foundation, y en ella Iruretagoyena Quiroz ofreció un extracto de su tesis doctoral referente a criminología y delincuencia juvenil.

Explicó que la investigación la realizó en varones menores de edad con conducta antisocial, situados entre los 14 y 18 años, quienes están en condiciones de internamiento, aunque también son de su interés los chicos debajo de los 12 años, a quienes la ley no les tipifica delitos en caso de cometerlos, sino los califica como conductas irregulares.

La conducta antisocial de niños, niñas y jóvenes es un tema que implica aspectos evolutivos del desarrollo humano, que requieren ser reconocidos y atendidos, expresó la catedrática.

"Tenemos instituciones que ya se hacen cargo del menor cuando ya tuvo un proceso de evolución de la conducta antisocial", puntualizó, "por lo que va a ser muy difícil para esas instituciones la readaptación de los menores, su rehabilitación o reinserción social".

Por ello, la investigadora sugirió un sistema de protección propio para los menores, que realmente pueda atender los problemas de conducta desde una perspectiva del desarrollo de los mismos, y no bajo un sistema donde son juzgados de forma semejante a los adultos.

Amelia Iruretagoyena sugirió imitar disposiciones legislativas que contemplan los trastornos graves de conducta dentro del concepto de necesidades educativas especiales, como es el caso de la Ley de Educación de Andalucía, España, del 2007, política que ha favorecido la atención de estos problemas en coordinación con otros servicios institucionales, como el sector salud.
División de Ciencias Sociales - Universidad de Sonora
Ed. 10I 3er. piso Interior Campus Universitario Rosales y Blvd. Transversal Col. Centro C.P. 83000
Tel. (662) 259-22-72 Tel./Fax (662) 259-22-60